Diviertase más

 

Divertirse, soñar, pintar y bailar le ayudarán a llevar una vida plena


Aviente una pelota, dibuje garabatos en una hoja de papel. Imagínese las vacaciones de sus sueños, o el trabajo de su vida. Cualquier pausa agradable que irrumpa en su pesada rutina que pueda considerar divertida le beneficiará más allá de esos minutos placenteros. Jugar o divertirse puede reducir la tensión, el dolor sordo, darle energía e inyectarle optimismo, según el Dr. Stuart Brown, fundador del National Institute for Play en California.

Jugar ha evolucionado por millones de años como un proceso biológico que ayuda a los mamíferos a adaptarse y a lidiar con condiciones impredecibles y tensión. Jugar tiene un propósito. Uno de los cuales es enseñar a niños y adultos jóvenes cómo relacionarse con el mundo, como aprender lo que es justo y a negociar relaciones. Por otro lado, su carencia, puede privar al individuo de estas importantes experiencias.

Incorporarlo en su rutina puede ser tan fácil como sentarse en algún lugar cómodamente, calmar su mente y empezar a visualizar un recuerdo positivo. Piense en la primera vez que montó en bicicleta, hizo una pintura o se enamoró. Realmente explore los detalles de estos recuerdos, y se sentirá renovado al abrir los ojos. También puede tomar un papel más activo que le sea suave a las articulaciones, como tomar clases de repostería, pasear con su perro, unirse a un círculo de lectores o caminar con amigos.

Como dice el Dr. Brown, lo importante es buscar algo novedoso y diferente que le interese, no seguir la misma rutina cada día.

 

 

Nebo Content Management System Tracking