Sea positivo y útil, inteligentemente

 

Ser útil y positivo puede extender su salud y bienestar, pero es importante saber hasta dónde. Según las psicóloga clínica Rosalind Dorlen, quien ve a personas con enfermedades crónicas en Nueva Jersey, incluso la gratitud y el altruismo pueden tener consecuencias negativas si exagera su uso. A continuación encontrará tres modos de aprovechar estas aptitudes.

 

Sea agradecido –si es genuino. Muchos estudios muestran que la sensación de gratitud puede darle felicidad y hasta distraerlo del dolor. No así el sentir la obligación de estar agradecido. ¿Qué puede hacer? Pregúntese si su sentimiento es auténtico, elimine la pena y el prejuicio del asunto. Céntrese más bien en las cosas por las que realmente siente agradecimiento, ya sea una excelente relación o una taza de café.

Ríase más –cuando así lo desee. La risa libera endorfinas y baja el estrés, haciéndola en una buena medicina, siempre y cuando le haga sentirse mejor. Asevera Dorlen que no debe de tratar de cubrir otras emociones, como heridas o ira ante las bromas de alguien, porque reprimir los sentimientos negativos puede generar estrés, ansiedad y depresión. Tampoco se ría a costa de otro. Un estudio publicado en Psychological Science mostró que personas que relegaban a otras acababan con depresión y marginándose.

Ayude a los demás –pero sin descuidarse a sí mismo. Las personas caritativas tienen menos probabilidades de tener hipertensión y depresión que las que no lo son; simplemente dar un obsequio puede desencadenar en el cerebro una serie de sustancias químicas que mejoran su estado de ánimo. Pero si siempre dice “sí” desatendiendo sus prioridades y sentimientos, según Dorlen, es cuando se desarrolla el resentimiento, y la tensión y la cólera contribuyen al dolor y a la inflamación. Si percibe resentimiento, ponga límites. Mientras más diga: “lo siento, pero no puedo”, con una sonrisa, más fácil le resultará comprometerse únicamente con lo que puede y quiere asumir.

Nebo Content Management System Tracking