Entienda las etiquetas

 

Las etiquetas le pueden decir mucho, pero no todo, acerca del producto que esta comprando. Y porque los suplementos están sólo mínimamente regulados por el gobierno en cuanto a seguridad y eficacia, no existe una manera de saber si un suplemento hace lo que presume, o al menos contiene lo que dice que contiene, sin contaminantes.

Antes que compre cualquier cosa, siempre lea la letra de imprenta chica, y compare los productos por los ingredientes, fuerza, dosis, y precio. Verifique que la lista de ingredientes tenga sentido. Aquí hay algunas cosas más que debe observar.

    • Cantidad o dosis sugerida por la compañía; instrucciones para su uso.

 

    • Ingrediente activo que produce el efecto deseado, comparado con la cantidad de la dosis. También note los ingredientes que usualmente se usan para unir la píldora o las fragancias agregadas a una loción, por ejemplo. Pueden causar reacciones alérgicas.

 

    • Fecha de caducidad y forma de almacenaje. Algunos suplementos pueden perder potencia si no se almacenan apropiadamente.

 

    • Precauciones / Efectos indeseables

 

    • Nombre del fabricante o distribuidor, dirección y zona postal, y número de lote.

 

    • Descarga médica (requerida si se hace mención de alguna enfermedad) - en que manifiesta que la FDA no ha evaluado este producto y no va encaminado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

 

  • Símbolo "USP" - significa que el producto ha sido puesto a prueba por la Farmacopea de los Estados Unidos, una agencia ajena/independiente que confirma que el producto alcanza los estándares de calidad, fuerza, pureza, empacado y etiquetado. Esto no significa que el producto esté aprobado por el gobierno.
Nebo Content Management System Tracking