Si su seguro se niega a pagar un nuevo tratamiento o visita al especialista

 

Se supone que su seguro se encarga de los problemas, no de ocasionarlos, pero a veces tiene que poner manos a la obra y presentar una apelación al seguro. Esto es lo que debe hacer si su seguro se niega a pagar un nuevo tratamiento o la consulta con un especialista.


Sea amable, pero firme. Llame al número de servicio al cliente de su compañía y exponga el problema. En cuanto el representante le explique que no puede ayudarle, pídale, amablemente, hablar con su supervisor.

Tome notas. Pida el nombre y título de cada persona con quien se comunique, y anote lo que le digan, aunque sea que deba hablar con alguien más.

Comuníquese con el consultorio médico. Explique que su seguro le ha negado el reclamo, y pida a su doctor que redacte una carta a la compañía de seguros apoyando su posición.

Envíe su propia carta de apelación. Explique cómo le afecta este rechazo a su salud. Incluya una copia de la carta del médico.

Tramite una apelación. Cada compañía de seguros cuenta con procedimientos de apelación: asegúrese de seguirlos al pie de la letra.

Llame a su congresista. Como último recurso, exponga su situación a un representante federal. Quizá pueda emplear sus conexiones para conseguir que su seguro le apruebe el reclamo.

 

 

Escriba al Congreso: descubra cómo

Nebo Content Management System Tracking