El embarazo y los medicamentos 

 

Muchas mujeres con AR hallan que el embarazo alivia temporalmente los síntomas de su artritis. Algunas medicinas pueden ser necesarias para mantener el control de la enfermedad, o hasta salvar la vida del feto, mientras que otras podrían causar daños irreparables al bebé o abortos.

 

Para controlar la inflamación durante el embarazo, el corticosteroide prednisona se considera seguro, aunque hay riesgo de bajo peso al nacimiento si se usan dosis altas. Varios FARMEs pudieran tener menor riesgo, pero los datos al respecto son limitados. Como los agentes biológicos son tan nuevos, aún existe menos información sobre su confiabilidad durante el embarazo.


A continuación se presentan los fármacos de uso común para la artritis. Algunos están contraindicados durante el embarazo y otros pueden usarse, o incluso recomendarse en este periodo. De cualquier manera, es necesario cooperar con un reumatólogo y un obstetra especializado en embarazos de alto riesgo para determinar qué es lo mejor para usted y su bebé.

 

 

Peligrosos/ No usar: pueden producir aborto o defectos congénitos 

  • Clorambucil (Leukeran)
  • Ciclofosfamida (Cytoxan) Leflunomida (Arava)
  • Methotrexate (Rheumatrex)
  • Warfarin (Coumadin) – puede causar defectos congénitos o hemorragia severa. 


Probablemente seguros

  • Ciclosporina (Neoral, Sandimmune)
  • Betametasona (Celestone) – atraviesa placenta, empleada la fase tardía del embarazo para ayudar el desarrollo pulmonar en fetos con riesgo de nacimiento prematuro.
  • Dexametasona (Decadron, Hexadrol) – usada en la fase tardía del embarazo para ayudar al desarrollo pulmonar; también sirve para tratar la obstrucción cardiaca fetal en la fase intermedia y tardía del embarazo.
  • Heparina (Calciparine, Liquaemin) – puede prevenir coágulos sanguíneos en la placenta en mujeres con anticurpos antifosfolípido.
  • Inmonuglobulina intravenosa
  • Heparina de bajo peso molecular– para evitar coágulos sanguíneos en placenta.
  • Metilprednisolona (Medrol)
  • Prednisona (Deltasone) – puede suprimir la producción de leche en madres lactantes.


Riesgo desconocido

  • Celecoxib (Celebrex) – en grandes dosis genera defectos congénitos en conejos; los efectos en los humanos no se conocen.
  • Etanercept (Enbrel) – no hay estudios de efectos en mujeres embarazadas; no se han hallado problemas en estudios con animales.
  • Infliximab (Remicade) – no se han hecho estudios del efecto del fármaco en animales o personas embarazadas.
  • Hidroxicloroquina (Plaquenil) – estudios pequeños recientes sugieren que podría ser segura.
  • Rofecoxib (Vioxx) – en grandes dosis causa efectos congénitos en conejos; los efectos en humanos son desconocidos.

 

 Variable

  • Aspirina – la seguridad varía y depende de la dosis y tiempo de uso; las dosis bajas pueden proteger contra un aborto en mujeres con anticuerpos antifosfolípidos, pero puede originar que madre e hijo sangren si se usa en un momento demasiado cercano al alumbramiento; el riesgo a dosis altas se desconoce.
  • Naproxeno (Naprosyn) – seguridad variable, dependiente de la dosis y el tiempo de uso; no se aconseja su empleo al acercarse la hora del nacimiento.
  • Ibuprofeno (Motrin, Advil) – igual al naproxeno.
  • Ketoprofeno (Orudis, Oruvail) – igual al naproxeno.
  • Nabumeton (Relafen) – igual al naproxeno.
  • Indometacin (Indocin) – igual al naproxeno.

 

La artritis reumatoide y el embarazo
El lupus y el embarazo
El síndrome de Sjögren y el embarazo
La escleroderma y el embarazo

Nebo Content Management System Tracking