5 Maneras de estirarse en el trabajo

 

Los ejercicios de flexibilidad (estiramientos y movimientos de alcance) y fortalecimiento (resistencia) son la clave para mantenerse flexible en el trabajo. Estos pueden realizarse en un espacio relativamente chico y cuando tenga un pequeño receso.

 

1. Para empezar. Una postura adecuada es esencial antes de hacer cualquier estiramiento. Siéntese con la espalda recta, cabeza erguida, hombros atrás, estómago metido y las plantas de los pies en el piso. Siempre practique movimientos lentos y controlados y deje de estirarse cuando sienta dolor.

 

2. Enderece las rodillas. Si está sentado por largos periodos de tiempo, enderece sus rodillas para estirar y fortalecer el músculo del muslo. Descanse y repita, alternando piernas.

 

3. Voltee la cabeza. Con los hombros abajo, gire la cabeza de derecha a izquierda, aguantando en cada caso tres segundos. Use los ojos para ver por encima del hombro para extender el estiramiento en cada lado, y sienta el estirón en la nuca y sobre los hombros.

 

4. Estire las pantorrillas. Párese a unos dos pies de un muro. Recargándose en éste con ambas manos, y pies en el suelo, inclínese hacia delante. Asegúrese de conservar la espalda derecha. Aguante por hasta 20 segundos. Repita.

 

5. Baje las manos. Haga un puño y deslice los dedos al mismo tiempo hacia arriba hasta extenderlos o haga un puño y abra la mano separando los dedos tanto como pueda. Repita 5 a 10 veces. Este es un magnífico ejercicio para quienes usan el ratón todo el día.

Nebo Content Management System Tracking