Nuevas directrices recomiendan las vacunas para la gripe y la neumonía incluso en quienes toman medicamentos inmunosupresores

Las nuevas indicaciones de la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas publicadas en diciembre instan a doctores y pacientes con padecimientos inflamatorios crónicos, incluso a aquellos bajo tratamiento con medicamentos inmunosupresores, que no dejen de ponerse las vacunas contra la gripe y la neumonía.

Los pacientes de artritis reumatoide (AR), lupus, artritis psoriásica y otras formas de artritis autoinmune enfrentan un mayor riesgo a infecciones, como la gripe y la neumonía. Este riesgo puede deberse a la enfermedad, que altera el funcionamiento del sistema inmunológico, así como a los fármacos que se emplean para controlar la enfermedad, muchos de los cuales suprimen la inmunidad.

Aunque tener gripe es sumamente desagradable, y potencialmente peligroso para cualquiera, lo es aún más para las personas con artritis inflamatoria, que podría contraer infecciones más graves que los que no tienen un padecimiento autoinmune. Si usted tiene alguna artritis de este tipo y le da gripa, tiene más probabilidades de presentar complicaciones, como neumonía.

Las directrices sugieren que las personas con padecimientos inflamatorios crónicos que toman medicamentos inmunosupresores, incluyendo metotrexato y varios agentes biológicos, reciban la vacuna contra la gripe y la neumonía, según las recomendaciones del CDC (Centro para el Control y Prevención de Enfermedades). Otros miembros de la familia también deberían vacunarse.

Según la Dra. Elaine Husni, directora de Arthritis & Musculoskeletal Treatment Center at Cleveland Clinic, la vacuna no le provocará gripe ni aumentará su riesgo a un episodio de exacerbación y por ello no debe evitarla.

“Las vacunas de virus inactivos (muertos) como los de la gripe y la neumonía son muy necesarias para los pacientes inmunocomprometidos porque son más susceptibles a estas enfermedades”, afirma la doctora.

Pese a que se recomienda la vacuna contra la gripe, no es aconsejable su administración mediante aerosol nasal (FluMist). Éste contiene virus vivo, que aunque débil, puede representar un peligro en aquellos cuyo sistema inmunológico está comprometido. El virus en su forma inyectable, es inactivo.

Entre las vacunas con virus atenuados (vivos debilitados o alterados para reducir su patogenicidad) se cuentan la de la varicela y herpes zoster, cuya administración no se aconseja en los pacientes bajo régimen con biológicos o en quienes toman dosis altas de metotrexato. Pero según las directrices, las personas que toman dosis bajas de inmunosupresores como metotrexato y no son inmunes a la varicela deberían preguntar a su médico si les conviene o no vacunarse. Los individuos que no toman inmunosupresores y no tienen inmunidad sí se deberían vacunar.

En cuanto a la vacuna contra el herpes, las recomendaciones indican que se vacune si tiene al menos 60 años y no toma medicamentos inmunosupresores o toma una dosis pequeña. También deberá vacunarse si tiene entre 50 y 59 años, no usa inmunosupresores o toma una dosis pequeña y además es positivo a la prueba de la varicela. Eso significa que ya le dio varicela o herpes anteriormente o que los resultados de las pruebas para estos virus son positivos aun cuando no haya recibido la vacuna, en cuyo caso, es susceptible al herpes zoster.

Las directrices subrayan un punto importante: si todavía no inicia una terapia con medicamentos inmunosupresores (que inhiben al sistema inmunológico), ahora es cuando para recibir todas las vacunas que requiera. La Drs. Husni asevera que antes de usar un biológico, es esencial hablar con el médico sobre las vacunas y ponerse al corriente.

Ya sea que se haya puesto la vacuna contra la gripe, es fundamental que tome todas las precauciones que pueda, como lavarse las manos con frecuencia, para evitar el contagio. Una de las razones es que, dependiendo de los fármacos que tome, su reacción a la vacuna pudiera no ser tan fuerte como la de una persona totalmente sana, y por lo tanto su protección contra la gripe no sea la óptima. Una revisión reciente que examinó 12 estudios sobre el tema halló que el metotrexato disminuye la respuesta a la vacuna contra la neumonía y posiblemente a la de la gripe y que el rituximab reduce la respuesta a ambos.

Nebo Content Management System Tracking