¿Es artritis o son sus arterias?

 

Se dispone a hacer a su caminata matutina, pero sus piernas empiezan a dolerle y las siente pesadas. Culpa a la artritis y piensa que al caminar se irá el dolor, pero éste empeora.

Ese dolor quizá no tenga nada que ver con su artritis. Sino que pueden ser arterias bloqueadas en sus piernas, a lo que se conoce como enfermedad arterial periférica (PAD por sus siglas en inglés). “Si es capaz de caminar con todo y dolor y éste va bajando al caminar, es AR”, asevera Michael R. Jaff, médico osteópata y director del laboratorio de diagnóstico vascular en el Hospital General de Massachussets en Boston. “Con PAD, mientras más camina, el dolor es peor”.

 

PAD causa dolor muscular, no dolor articular. Pero las personas con AR (y posiblemente muchas con OA), pueden tener un mayor riesgo de PAD. Las enfermedades comparten algunos de los mismos factores de riesgo: alto nivel de colesterol, presión alta, fumar, sobrepeso, diabetes y estilo de vida sedentario.

 

“La única forma de distinguir entre el dolor de la artritis y el dolor de PAD es hacer la prueba del índice tobillo- brazo (ABI)” señala el Dr. Jaff. “ABI es un procedimiento no quirúrgico simple, y toma sólo unos minutos”. Básicamente, compara la presión sanguínea de sus pies con la presión sanguínea de sus brazos para ver qué tan bien fluye la sangre. Una puntuación  normal es de 1.0 o más; una menor de 1.0 puede indicar PAD. Mientras más baja sea la puntuación, más severo será el PAD.

 

Las consecuencias del PAD son prevenibles si se hacen cambios en el estilo de vida o se emplean medicamentos que reduzcan el riesgo de coágulos sanguíneos, tales como aspirina y clopidogrel (Plavix). En ciertos casos, algunos individuos pueden requerir cirugía, como la angioplastía por balón, para abrir las arterias bloqueadas en la pierna. Si siente dolor cuando camina “Hágase la prueba”, declara el Dr. Jaff.

Nebo Content Management System Tracking