Guía de minerales 

Se encuentran de manera forma natural en el suelo donde los absorben las plantas. Los minerales son esenciales para cientos de procesos vitales, desde la formación de los huesos hasta la trasmisión de impulsos nerviosos.

 

 Algunos minerales tienen varios nombres, entre los más comunes se encuentran: 

•  HIERRO/FIERRO: fumarato ferroso, gluconato ferroso, sulfato ferroso

•  SELENIO: selenato, selenito de sodio

 

CALCIO

Cómo actúa: Elemento que compone los huesos y dientes; regula las contracciones musculares; trasmite impulsos nerviosos y monitorea la permeabilidad celular. El calcio sólo puede ser aprovechado en presencia de fósforo y de vitamina D.

Dosis recomendada: 1000 mg diariamente en las mujeres adultas de hasta 50 años, incluyendo mujeres embarazadas o durante la lactancia y en hombres adultos hasta los 70. Quienes usan corticosteroides, hombres mayores de 70, mujeres después de la menopausia que no toman suplementos de estrógeno y mujeres a partir de los 50 años, requieren de 1,200 mg diarios.

Sobredosis: Por encimadel límite máximo de 2500mg.

Insuficiencia: Contribuye a la pérdida de hueso, de dientes, calambres musculares e hipertensión.

Alimentos que lo contienen: Leche, yogurt, helado (y si es intolerante a la lactosa busque sustitutos como leche de almendras, de coco, de soya, de arroz, de avellanas, etc. que están fortificados y se absorben mejor); brócoli; jugo de naranja fortificado, cereales y productos de soya. La artritis inflamatoria acelera la pérdida ósea, así que es de suma importancia ingerir la cantidad recomendada diaria. Para una absorción óptima, tome suplementos de no más de 500 mg a la vez, una o más veces al día con los alimentos.

Interacciones: Antiácidos que contienen aluminio, antibióticos, anticonvulsivos, medicamentos para los huesos, corticosteroides, bloqueadores de los canales de calcio, diuréticos, laxantes y multivitaminas con hierro, magnesio y zinc.

Estudios realizados: La revisión de cinco estudios revela que la combinación de suplementos de calcio y vitamina D previene notoriamente la descalcificación de los huesos en quienes están bajo terapia de corticosteroides. Las personas con AR que tomaron 1000 mg de calcio y 500 UI de vitamina D no solo revirtieron la pérdida de hueso inducida por los esteroides, sino que también acrecentaron su masa ósea. La combinación de suplementos indica un ligero beneficio al prevenir el aumento de peso, principalmente en las mujeres con baja ingesta de calcio, después de la menopausia. Los suplementos de calcio han demostrado disminuir el riesgo de tumores no cancerígenos del colon en un 17%. Los beneficios continúan por hasta cinco años después de descontinuados los suplementos de calcio.

CROMIO

Cómo actúa: Ayuda al cuerpo a producir insulina, proteína, grasa y carbohidratos.

Dosis recomendada: 35 mcg en varones de 14 a 50 años; 30 mcg en varones de más de 50; 25 mcg en mujeres de 14 a 50; 20 mcg en mujeres de 50 en adelante.

Sobredosis: No se conocen síntomas. 

Insuficiencia: Problemas para utilizar la glucosa; altos niveles de colesterol.

Alimentos que lo contienen: Pimienta negra, levadura de cerveza, azúcar morena, champiñones, cereales integrales y germen de trigo.

Interacciones: Antiácidos, corticosteroides, inhibidores de la bomba de protones y de H2

Estudios realizados: Usar cromio y bloqueadores beta con moderación aumenta los niveles de HDL (lipoproteína de alta densidad). El cromio puede acentuar los efectos de los medicamentos para la diabetes, pero no existe evidencia contundente de que los suplementos de cromio puedan prevenir o tratar la diabetes.

COBRE

Cómo actúa: Ayuda a formar eritrocitos y el tejido conectivo; transporta hierro; mantiene sanos al sistema inmunológico, a los nervios y a los vasos sanguíneos; elimina a los radicales libres; regula los niveles de colesterol y previene la creación de coágulos sanguíneos.

Dosis recomendada: 900 mcg diarios en adultos.

Sobredosis: 10,000 mcg (límite máximo)

Insuficiencia: Rara;anemia y osteoporosis.

Alimentos que lo contienen: Nueces de la India (anacardo o marañón), chocolate semiamargo, crema de cacahuate, lentejas y hongos.   

Interacciones: Altos niveles de zinc, hierro y posiblemente vitamina C.

Estudios realizados: Aunque el cobre tiene propiedades antiinflamatorias, y ha demostrado beneficios para reducir las enfermedades cardiacas y la enfermedad de Alzhaimer, no existen actualmente investigaciones que apoyen al cobre de la dieta o en suplemento como tratamiento para la artritis.

FLORURO

Cómo actúa: Necesario para tener huesos y dientes fuertes (especialmente el esmalte de los dientes).

Dosis recomendada: 4 mg para varones; 3mg para mujeres.

Sobredosis: Más de10 mg diarios: dientes manchados y marrones.

Insuficiencia: Caries.

Alimentos que lo contienen: Agua fluorizada, te, y huesos de sardinas.

Interacciones: Suplementos de calcio y antiácidos que contengan aluminio y calcio.

Estudios realizados: No previene la osteoporosis. Preocupaciones de salud asociadas a dolor articular y fracturas debidas a dosis extremadamente altas.

HIERRO

Cómo actúa: Producción de hemoglobina (proteína de los eritrocitos que lleva oxígeno a las células).

Dosis recomendada: 8 mg diarios en varones y en mujeres pasada la menopausia; 18 mg diarios en mujeres antes de la misma.

Sobredosis: Más de 45 mg al día.Los hombres y las mujeres posmenopáusicas deben tomar multivitaminas u otros suplementos con poco o sin hierro.

Insuficiencia: La forma más común de deficiencia nutricional, en su mayoría afectando a niños pequeños, adolescentes menstruantes y mujeres en edad de procrear. Los síntomas de una deficiencia leve son cansancio, falta de aliento, habilidad mental pobre, inapetencia, temperatura corporal inestable e inmunidad reducida.

Alimentos que lo contienen: Cereales fortificados, pasitas, lentejas, higos, avena, grits, guisantes o chícharos, ciertas carnes, incluyendo hígado.

Interacciones: Calcio, vitamina C, café, té, vino, tofú, hortalizas, cereales, arroz.

MAGNESIO

Cómo actúa: Esencial para más de 300 reacciones bioquímicas del cuerpo. Necesario para la función muscular y nerviosa; el ritmo cardiaco; fortalece huesos y dientes.

Dosis recomendada: 420 mgpara varones de 31 años o más; 320 mg en mujeres a partir de esta misma edad.

Sobredosis: Más de 350 mg como suplemento; no existe límite máximo de ingesta vía dieta.

Insuficiencia: Síntomas tales como pérdida de apetito, náusea, vómito, fatiga y debilidad.

Alimentos que lo contienen: Algas marinas, germen de trigo, frijol de soya, almendras, nuez de la India (anacardo o marañón), semillas de girasol, papas y crema de cacahuate.

Interacciones: Ciertos diuréticos, fármacos para los huesos, antibióticos y hierro.

Estudios realizados: Un estudio mostró que ingerir cantidades altas de fibra y magnesio puede bajar el riesgo de diabetes tipo 2.

SELENIO

Cómo actúa: Junto con las vitaminas C y E funciona como antioxidante (esencial para el funcionamiento adecuado del sistema inmunológico y de la glándula tiroides)

Dosis recomendada: 55 mcg por día.

Sobredosis: Más de 400 mcg diarios.

Insuficiencia: Rara; merma en la inmunidad y deterioro cardiaco.

Alimentos que lo contienen: Nueces, germen de trigo, camarón o gamba, atún, cangrejo y ajos.

Suplementos: No se recomienda más que incluido en un multivitamínico, excepto bajo supervisión médica.

Estudios realizados: Una dosis suplementaria diaria de 200 mcg podría reducir el riesgo de cáncer de próstata, pero se necesitan más estudios. Aunque los individuos con AR o uveítis crónica presentan niveles bajos de selenio, no hay evidencia de que los suplementos de selenio aporten algún beneficio.

SODIO

Cómo actúa: Regula los fluidos corporales y la presión sanguínea; interviene en el funcionamiento de los impulsos nerviosos y la contracción muscular.

Dosis recomendada: 1.5 g en varones de 19 - 50 años; 1.3 g en adultos de 51 – 70. La ingesta promedio al día en EE.UU es de 5 g.

Sobredosis: Indeterminada.

Insuficiencia: Menos de 0.5 g diarios produce cefaleas, náusea, mareo, fatiga, calambres musculares y desmayos.

Alimentos que lo contienen: Sal, salsa de soya, GMS (glutamato monosódico).

Interacciones: Corticosteroides, diuréticos, AINE, opiáceos y antidepresivos tricíclicos.

Estudios realizados: Un estudio reveló que las mujeres que consumieron una dieta alta en sodio (9 g/día) perdieron 33% más calcio y 23% más proteína ósea que aquellas bajo una dieta con poco sodio (2 g/día).

ZINC

Cómo actúa: Involucrado en la curación de heridas, reproducción celular y crecimiento de tejidos, maduración sexual y los sentidos del gusto y el olfato;  también se asocia a más de 100 reacciones enzimáticas del cuerpo.

Dosis recomendada: 11 mg diarios en varones; 9 mg diarios en mujeres.        

Sobredosis: Más de 40 mg al día.

Insuficiencia: La deficiencia leve resulta en detrimento de la inmunidad, lo que conlleva a la curación pobre de las heridas e infección.

Alimentos que lo contienen: Ostiones, mejillones, langosta, jarabe de maple, cacahuates, leche, queso, yogurt, frijoles, lentejas.

Interacciones: Antibióticos, calcio.

Estudios realizados: El zinc podría protegerle contra la degeneración de la mácula por envejecimiento (enfermedad de la retina del ojo especializada en la visión fina). Un estudio efectuado en 2007 con adultos de 55 a 87 años mostró que 45 mg de zinc al día durante un año (bajo supervisión médica) disminuyó el número de infecciones y el nivel de marcadores de la inflamación.

Nebo Content Management System Tracking