Las peligrosas dietas yo-yo

No recuperar el exceso de peso que perdió cuando estaba a régimen puede ser un reto, pero la investigación reciente sugiere que las mujeres al envejecer deben tener cuidado especial de no engordar, lo que se conoce como rebote o dietas yo-yo.

Un estudio publicado en American Journal of Clinical Nutrition, los científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad Wake Forest evaluó a 78 mujeres posmenopáusicas con obesidad abdominal, que bajaron un promedio del 12% de su peso corporal mediante una dieta baja en calorías. 

Al año siguiente de terminado el régimen, el 76% de las mujeres habían recuperado algo del peso que bajaron. En promedio, las mujeres perdieron el doble de grasa que de músculo durante la dieta. Pero posteriormente cuadriplicaron el contenido de grasa que de músculo.   

Los investigadores no estudiaron si el recuperar el peso principalmente como grasa, en lugar de músculo, afectó la salud de las participantes, o si ellas subieron y bajaron de peso en más de una ocasión. Sin embargo, la pérdida de masa muscular puede ser problemática para los adultos mayores porque puede dificultar su movilidad física, dice la doctora Barbara Nicklas, profesora de geriatría y gerontología de la Escuela de Medicina de la Universidad Wake Forest, autora del estudio. “Las actividades cotidianas como ascender y descender de escalones se les complica”, asevera.

Las mujeres mayores con artritis pueden tener incluso más razones para procurar conservar su masa muscular al ponerse a régimen o al volver a subir de peso. Según el Dr. Jon Giles, del departamento de reumatología del Colegio de Médicos Cirujanos de la Universidad de Columbia de Nueva York, los individuos con artritis reumatoide (AR) tienden de por sí a  contar con un porcentaje mayor de grasa que de músculo. “La inflamación crónica genera pérdida muscular en esos pacientes”, y agrega: “como  parten de un punto de menor masa muscular, deben enfatizar aún más el preservar músculo cuando adelgazan.”

Aquellos con osteoartritis (OA), deben conservar músculo para ayudarse a soportar las articulaciones dañadas, continúa el Dr. Giles, “pero como en las personas mayores, pueden perder bastante músculo si no realizan ejercicios de resistencia después de adelgazar”.

Para reducir la pérdida muscular durante el régimen y si además recupera el peso perdido, sirve hacer ejercicio y comer saludablemente. El Dr. Giles recomienda hallar un entrenador personal que sepa de la artritis y le pueda enseñar ejercicios que fortifiquen los músculos al tiempo que protege sus articulaciones. Concéntrese en efectuar ejercicios de resistencia usando, por ejemplo, bandas elásticas, pesas o máquinas con pesas. Asimismo, sugiere empezar despacio y desarrollar músculo y protección articular con el tiempo, para posteriormente incrementar la cantidad de resistencia o peso que usa. 

Nebo Content Management System Tracking