Precauciones médicas


Si usted es propietario de un jacuzzi o piscina, úselos de forma segura. Pídale al representante de ventas un folleto que contenga recomendaciones generales de seguridad y asegúrese de seguir estas precauciones médicas:

  • Considere si necesitará ayuda para entrar y salir del jacuzzi o la piscina. Alguien deberá estar cerca para ayudarle de ser necesario, o planee un sistema de llamadas para pedir ayuda.
  • Consulte con su medico antes de usar o comprar un jacuzzi o piscina si tiene alguna condición médica especial como padecimientos del corazón o los pulmones, problemas de circulación, presión sanguínea alta o baja, diabetes, condiciones neurológicas, irritaciones de la piel o cualquier otra enfermedad severa.
  • Verifique con el termómetro antes de meterse al jacuzzi o piscina que la temperatura sea apropiada.
  • Recuerde que las personas reaccionan de forma diferente al calor, si se siente mareado o con náuseas sálgase inmediatamente del agua. Consulte a su médico.
  • Si se le hinchan las articulaciones, aumentan el dolor o la rigidez, descontinue el uso del calor y el ejercicio y consulte a su médico.
  • Jamás use el jacuzzi o la piscina mientras beba o después de beber alcohol u otros fármacos. Esto podría ocasionarle sueño, estupor o cambios en la presión sanguínea.
  • Algunas sustancias químicas que se usan en los jacuzzis pueden causar reacciones alérgicas. Asegúrese de saber cuáles sustancias está usando en su jacuzzi.

 

Nebo Content Management System Tracking