Colabore con el personal médico

 

La comunicación efectiva con los doctores, enfermeras, farmacéuticos y demás personal médico es vital cuando se participa activamente en tomar decisiones médicas. Hay tres metas que deben tratar de lograrse durante el proceso:

  • Haga las preguntas pertinentes para obtener la información que usted y su progenitor precisan pera tomar decisiones.
  • Provea al personal médico de la información que necesitan sobre su padre con el fin de hacer juicios apropiados.                  
  • Reciba la información, servicios y calidad de cuidados que su padre se merece.                          
 
Obstáculos para una comunicación efectiva

Existen varios obstáculos para alcanzar estos objetivos, y estar concientes de ellos es el primer paso para superarlos:


Actitud del paciente − Los pacientes más ancianos tienen menor probabilidad de inquirir a doctores y enfermeras, y mayor a seguir las instrucciones médicas sin comprender las razones de ellas. Tienen más inclinación a depender de la pericia del doctor en vez de buscar activamente información de salud. Su generación creció sin querer molestar o insultar al doctor, y tal vez no hayan adoptado los múltiples cambios en la atención médica que han ocurrido en sus vidas.
 
Acondicionamiento físico y falta de tiempo −
A los d
octores no siempre les gusta aconsejar a los pacientes, y a veces sienten que no les hace bien porque estos últimos no siguen sus recomendaciones. Algunos doctores brindan información, pero empleando términos médicos que el paciente no conoce. La comunicación se lleva tiempo, y las compañías de seguros raramente compensan a los doctores por todo el tiempo que ello requiere.

Discriminación contra los ancianos −
La sociedad en general tiene actitudes negativas hacia los ancianos, y esta discriminación (edadismo), a menudo es exhibida por ciertos profesionales del campo de la salud. Con frecuencia se espera que las personas mayores sean frágiles, estén necesitadas, confusas, deprimidas o sean peleoneras, y como resultado se les ignore o trate autoritariamente. Como la mayoría del personal médico no recibe instrucción específica relativa a la población geriátrica, simplemente no entienden a los ancianos e ignoran sus necesidades.

 

 

QUÉ PUEDE HACER PARA MEJORAR LA  COMUNICACIÓN  

 

Respete los deseos de sus padres en relación a cuánto están dispuestos a conferirle al personal médico y cuánto desean decirle a usted sobre su salud.
 
Comente con sus padres la importancia de tener una comunicación abierta con el doctor para lograr un cuidado más seguro y efectivo.
 
Pida permiso para comunicarse con los médicos y enfermeras de sus padres.
 
Ofrezca sugerencias a sus padres para asegurar que saquen el mayor provecho de sus citas médicas:
 
  • Haga preguntas: escriba sus dudas por adelantado y llévese la lista como referencia durante la consulta médica. Lea en nuestra página Administración de medicamentos en adultos mayores, las preguntas que sugerimos.
  • Brinde información: los doctores requieren información acerca de sus pacientes para hacer diagnósticos apropiados y para prescribir tratamientos seguros y eficaces. Los expedientes médicos no siempre proveen todos los datos que el doctor precisa conocer, particularmente cuando los pacientes ancianos por lo regular ven a más de un médico. Es importante que cada doctor sepa todo de la salud del paciente: todas las medicinas y suplementos, efectos colaterales, hospitalizaciones, enfermedades crónicas, resultados de análisis, alergias, estilos de vida (consumo de alcohol, tabaco, falta del sueño), y asuntos mentales (confusión, depresión, problemas de memoria).
  • Aproveche a todo el personal médico: las enfermeras (o enfermeros) están capacitados en educación y consejería para pacientes y pueden ser los que mejor le expliquen un diagnóstico o le enseñen al paciente cómo ejecutar los divereos aspectos de su plan de tratamiento. Los farmacéuticos se especializan en medicamentos y pueden brindar recomendaciones más detalladas sobre los mismos. Los nutriólogos pueden asistir en cómo planear la alimentación y los trabajadores sociales se dedican guiar a los pacientes a través de los sistemas de atención médica y servicios sociales.
  • Investigue por su cuenta: las librerías, bibliotecas y el internet contienen una miríada de materiales de salud. Usted y su progenitor pueden conjuntamente informarse sobre el tratamiento.
  • Sea un defensor de la atención médica de su padre: los buenos servicios y cuidados de calidad no siempre están presentes en el sistema de salud y no deben darse por sentados. Usted y su padre deben desempeñar un papel activo para obtener el mejor servicio. 

Sugerencias prácticas:

      • Solicite una segunda opinión antes de optar por una cirugía o tratamiento para enfermedades severas.
      • Considere cambiar de doctor si éste no le escucha o no explica bien las cosas.
      • Sea insistente con el sistema de salud o las visitas a los especialistas.
      • No acepte diagnósticos o tratamientos que se basen en estereotipos o edadismo.
      • Descubra por qué se ha elegido un determinado tratamiento.
      • Inquiera hasta que quede satisfecho con la respuesta.
      • Use herramientas legales: los documentos legales avanzados son una forma legal de comunicar los deseos de un paciente a familiares, personal médico y hospitales. Las opciones incluyen testamentos relativos a los términos de mantenimiento de la vida por medios artificiales en casos terminales, poderes notariales duraderos para dar a un individuo determinado el poder de tomar decisiones de parte de sus padres, interpretar instrucciones escritas del paciente y responder a los sucesos médicos cambiantes.
      • Colabore en equipo: no importa cuán frustrante las circunstancias, es más probable que consiga lo que su padre necesita si permanece calmado, cortés, constructivo y se mantiene al tanto de la situación.
Nebo Content Management System Tracking