Asuntos financieros

 

Los jubilados generalmente luchan por pagar sus gastos de manutención con un ingreso fijo y modesto, así que los crecientes costos de atención médica, la inflación y cualquier gasto imprevisto les afectan seriamente A muchos de ellos apenas les alcanza en medio de la crisis económica actual. Es crucial planear cuidadosamente y gastar con disciplina el dinero, justo en el momento de sus vidas en que su pensamiento crítico y habilidades de organización pueden estar flaqueando. Como individuo a cargo de sus padres, es probable que tenga que intervenir y ofrecer ayuda.

 

LOCALICE LOS DOCUMENTOS IMPORTANTES

 

Desde el punto de vista de sus padres, administrar las finanzas es una señal de independencia y capacidad mental, así que puede ser un área sensible para ellos. De algún modo, usted tendrá que tocar el tema de la economía con ellos: debe saber qué es lo que tienen y dónde lo tienen.

  • Empiece la conversación en primera persona: “Yo” estoy preocupado/a de que la economía actual te cause problemas. Eso podría derivar en: ¿Qué tipo de sistema usas para cubrir tus gastos? Tal vez pueda facilitarte las cosas.

  • Explique que, en caso de emergencia, necesita saber dónde guarda los documentos importantes; sólo le pide a sus padres que comparta información que quizá se requiera un día.      

  • Puede preguntar específicamente sobre ciertos documentos:

 “Mamá, ¿dónde está tu acta de nacimiento (o matrimonio)?”

 “¿Tienes testamento o fideicomiso en vida?”

 “Papá, ¿dónde están tus papeles del ejército o servicio militar, tarjeta de seguro social o de pensión?

¿De cuánto es tu cheque del seguro social?”

La búsqueda de algunos documentos en particular puede resultar en una indagación más exhaustiva de documentos relativos a seguros, bienes raíces y finanzas. Si su progenitor no sabe dónde están dichos papeles, pregúntele si no le molesta que explore en su escritorio, cajas, etc., para ponerlo todo en un mismo lugar. (Nota: AARP ofrece una lista de documentos que necesita cuanto antes

 

 EVALÚE LA SITUACIÓN ECONÓMICA ACTUAL


Una vez que ha localizado los documentos importantes, revíselos, organícelos e instaure un sistema de archivo con etiquetas claras. Para entonces ya tendrá idea de la situación financiera presente de sus padres, así que podrá identificar sus necesidades.

 

 

OFREZCA ASISTENCIA PARA OBTENER AYUDA FINANCIERA

 

Si su progenitor tiene dificultades para cubrir sus gastos básicos como comida, servicios públicos, o costos de salud, existen diversos programas disponibles para que quienes califican obtengan beneficios. Estos programas están diseñados para suplementar el presupuesto familiar de sus padres, aliviando así algo de la tensión económica y reduciendo la ansiedad sobre el futuro.

 

Recuerde que brindarles cuidados a sus padres no significa controlar o mantenerlos con sus propios recursos; es ayudarlos a tomar decisiones que mejores sus propias circunstancias. Mientras sus progenitores sean mentalmente capaces, ellos deben encargarse de sus propias cuentas. Esta puede ser un área delicada para ellos, así que asegúreles que usted está ahí para ayudar, no para asumir el control.

 

Medicare

 

Es un programa nacional de salud para las personas a partir de los 65 años, o menos si tienen discapacidades. Tiene diversas partes con varios beneficios:

  • Parte A (seguro de hospital): cubre atención en hospitales, geriátrico con restricciones, servicios limitados a domicilio y hospicio limitado. Generalmente sin cuota, pero se cobra un deducible anual y coaseguro.

  • Parte B (seguro médico): cubre honorarios médicos y atención ambulatoria en hospitales.  Se deduce una prima mensual del cheque de Seguro Social de su padre, más un deducible anual y coaseguro del 20% en los cargos aprobados.

  • Parte C (planes de Medicare Advantage): cubre gastos médicos y de hospital, y en ocasiones medicinas de receta, mediante una red de proveedores preaprobada (similar a un HMO). Incluye parte a y parte B.

  • Parte D (seguro de medicamentos): cobertura de medicinas por prescripción. Se deducen primas mensuales del cheque de Seguro Social o se facturan directamente, más un deducible anual y coaseguro (o copagos, dependiendo del plan).

  • Parte D “Beneficio adicional”: ayuda a las personas con Medicare que tienen ingresos y recursos limitados. Brinda una cobertura de medicamentos continua a lo largo del año y paga la mayoría de las primas de la parte D, deducibles y copagos. Puede llenar una solicitud en español en el sitio web del Seguro Social.

El Centro de Derechos de Medicare ofrece asistencia a personas mayores, a las incapacitadas y a sus amigos, familiares, cuidadores y profesionales que tengan preguntas o problemas de Medicare. Todos sus servicios están disponibles en español.

 

Calcule el “hueco de la dona”  

 

Más de 3 millones de beneficiarios de Medicare parte D tienen el riesgo de caer en una falta de cobertura de medicamentos, a lo que le llaman el “hueco de la dona”. Esto ocurre después de alcanzar la cantidad máxima de cobertura de las medicinas por receta y antes de llegar a los gastos por desembolso límites. En ese momento se pierde la cobertura y hay que sufragar el 100% de los costos, además de las primas mensuales que ya se pagan. Si sus padres caen en esta categoría, quizá tengan problemas para cumplir con sus obligaciones financieras y se vean obligados a recortar dinero en otras áreas para solventar sus medicinas.

 

Para compensar los efectos de esta falta de cobertura, ayude a su progenitor a usar la calculadorapara hallar los medicamentos más eficaces, de menor costo, más seguros y mejores. Visite el sitio web e ingrese el fármaco de su padre, junto con su código postal.

 

Medicaid

Programa federal y estatal de seguro de salud para individuos de escasos recursos, discapacitados y en ciertos casos, abuelos que posan como custodios o albaceas de sus nietos. El criterio de elegibilidad y servicios de cobertura varían en cada estado. El sitio del Medicaid tiene información para contactar con las oficinas estatales. También puede buscar por Internet la oficina que le corresponde a sus padres bajo State Department of Social or Human Services, o llamando al 800-633-4227 para pedir el número local.


Eligibilidad dual de Medicaid


Le ayuda a solventar los gastos por reembolso para personas de escasos recursos. Estos beneficios a veces se llaman también Prgramas de Ahorro de Medicare (MSP). Averigüe en la red o llamando a los Centros de Medicare y Servicios de Medicaid al 800-633-4227.

 

Programa Completo de Atención a los Ancianos (PACE)

El modelo PACE atiende las necesidades de clientes a largo plazo, proveedores y deudores. A la mayoría, el servicio del paquete completo le permite seguir viviendo en casa mientras recibe los servicios, en lugar de residir en una institución. El financiamiento permite a los proveedores prestar todos los servicios que los participantes requieren, en vez de limitarse a aquellos que son reembolsables bajo los sistemas de Medicare y servicio a cuota del Medicaid.

 

Seguro Social

 
Programa nacional de jubilación que brinda un ingreso mensual a las personas a partir de los 62 años que han pagado impuestos de Seguro Social durante al menos 10 años, o quienes cumplen con ciertos criterios estrictos de selección y discapacidad. Para solicitarlo, vaya a la oficina local de Seguro Social
de sus padres, o llame al 800-772-1213. Existe una página en este sitio con un Calculador de beneficios de jubilación en español.

 

Seguro de Ingreso Suplementario (SSI)

 

Programa nacional que paga ingresos mensuales a individuos de 65 años o más, así como a ciegos o discapacitados de escasos recursos. Algunas personas califican tanto para los beneficios del Seguro Social como para los del SSI.

 

Programas de Asistencia de Seguro Estatales (SHIPs)

 

Programa estatal que brinda información clara, objetiva y precisa, consejería y asistencia en una extensa gama de tópicos de seguro médico: Medicare, Medicaid, atención médica a largo plazo y medicamentos por receta. Los SHIPs cuentan con personal profesional y voluntario bien instruido. Ellos le harán preguntas detalladas sobre la salud y los ingresos (todas confidenciales) para determinar a qué programas puede calificar su padre.

 

Para enterarse de qué opciones existen, comuníquese con su Area Agency on Aging, directamente al SHIP program (sitios en inglés solamente).


Estampillas de alimentos

 

Programa nacional que distribuye cupones o una tarjeta electrónica (parecida a una tarjeta de crédito/débito) para que las personas de escasos recursos compren alimentos. La cantidad del beneficio depende del ingreso del solicitante, recursos, gastos y número de ocupantes en su lugar de residencia. Para pedirla, visite el Department of Social or Human Services de sus padres.

 

Programa de asistencia de energía a personas de escasos recursos 

 

Ayuda con los gastos de calefacción (sitio LIHEAP en inglés) y aire acondicionado y le da dinero para que su casa aproveche la energía más eficientemente.


Programas de beneficios adicionales

 

Las agencias estatales y locales, así como las organizaciones sin afán de lucro, ofrecen una variedad de programas para ayudar a las personas mayores de recursos limitados. Posibles programas incluyen:

  • Reparaciones a su vivienda gratis o a precios reducidos

  • Comestibles distribuidos por despensas de ultramarinos.

 

Para encontrar estos y otros programas, comuníquese o visite estos sitios (en inglés)

·                            Area Agency on Aging (AAA) local

·                            Eldercare Locator (800-677-1116) 

·                            Benefits QuickLink en la página Real Relief del AARP

·                            BenefitsCheckUp, sitio accesible para hallar programas de caridad locales y nacionales. 


Ayuda con los costos de medicamentos por receta

 

Con los crecientes costos de los medicamentos por receta en los últimos años, solventar medicinas múltiples para una condición crónica como la artritis, acompañada a veces de otras condiciones de salud, resulta preocupante para los adultos mayores de escasos recursos. No obstante, con un pequeño esfuerzo, usted puede ayudar a sus padres a encontrar medicinas a precios de descuento. He aquí algunas sugerencias:

  • Compare precios en diversas farmacias

  • Use medicinas genéricas siempre que pueda

  • Considere una tarjeta de descuento para medicamentos de receta. Estas tarjetas se compran a un precio bajo (renovables anualmente) y cada receta recibe un porcentaje de descuento.

  • Use el sitio web de su farmacia, donde a menudo los precios son menores

  • Compre en farmacias por correo

 

Busque programas de asistencias para los medicamentos, PPA, (visite nuestra página sobre atención y cobertura médicas) que cuentan con requisitos estrictos de elegibilidad.

 

 

Compre en farmacias por Internet o por correo

 

Aunque usted puede ahorrar significativamente al ordenar medicamentos de receta por correo o electrónicamente, es prudente que tome las siguientes precauciones: 

  • Seleccione farmacias que tengan un número de teléfono gratuito y cuya dirección sea visible.

  • Las farmacias legítimas le pedirán que envíe por correo la receta del doctor, o que él mismo se la haga llegar por fax. Si sólo le piden que llene un cuestionario para expedir el fármaco, no es un servicio genuino.

  • Elija una farmacia que le permita el acceso a un farmacéutico sin cargo adicional, cuando tenga dudas sobre las medicinas.

  • Si tiene dificultades con una farmacia electrónica, repórtelo al National Association of Boards of Pharmacy

  • Si un sitio web está vendiendo fármacos de manera ilegal, notifíquelo al FDA  

  • Si recibe un e-mail de una farmacia electrónica anunciando productos sospechosos, reenvíe el mensaje a webcomplaints@ora.fda.gov.

 

 Programas de asistencia a pacientes (PAP)

 

Si sus padres no tienen seguro médico, poseen un seguro limitado o carecen de cobertura de medicamentos bajo la póliza del seguro médico actual, quizá sean elegibles para obtener medicinas por prescripción gratuitas o a menores precios.

Estos programas están dirigidos a individuos de bajos ingresos:

 

  • Menos de $20,000 por persona

  • Menos de $26,000 por pareja

  • Menos de $34,000 en una familia de tres

  • Menos de $40,000 en una familia de cuatro

 


Algunos programas abarcan a individuos de mayores ingresos si es que no cuentan con seguro médico o cobertura de medicamentos o no son elegibles para obtener un seguro público o privado. La mayoría de los PAP poseen cierta flexibilidad y toman en cuenta circunstancias particulares.

 

Otros criterios de elegibilidad son: 

 

  • Activos no generadores de ingresos --como acciones, fondos de inversiones, cuentas de ahorro para la jubilación, cuentas de ahorros.(Por lo general, si éstos sobrepasan los $15,000 a $20,000, no calificará para el PAP.)
  • Prueba de ciudadanía o residencia estadounidense
  • Descalificado para la cubertura del Medicare Parte D (aunque hay algunos beneficios durante el periodo de espera antes de que la Parte D surta efecto)
  • Ninguna otra cobertura de medicamentos
  • Descalificado para el Medicaid (aunque existen algunos beneficios temporales mientras espera el dictamen de eligibilidad del medicaid)

 

 

Si su ser querido califica para la asistencia del PAP, podrá recoger sus fármacos en la farmacia, recibirlos por correo o ir por ellos al consultorio del doctor, dependiendo del PAP en particular. También hay otras variantes, pero la mayoría de los PAPs restringirán la cantidad de medicinas expedidas a un individuo, y ciertos programas requieren actualizaciones periódicas sobre empleo y status de ingresos para volver a surtir el medicamento.

Por dónde empezar

  • Doctores: como se requiere de la firma del médico para los PAPs, éste es un buen punto donde empezar a indagar. Desafortunadamente, se necesitan cuantiosos documentos para procesar la solicitud, y su personal médico quizá no quiera ayudarle con eso.

  • Farmacéuticos: quienes trabajan en las cadenas de farmacias o grandes tiendas departamentales que venden medicamentos tal vez no se sientan en libertad de hablar del PAP debido al conflicto de interés propio del negocio.

  • Clínicas de Salud y Comunitarias: las clínicas que atienden a las personas que carecen de seguro médico a menudo brindan información sobre los PAPs. Muchas incluso ayudan a iniciar el proceso.

  • Compañías farmacéuticas: los sitios web de la mayoría de las compañías farmacéuticas contienen un enlace a sus PAPs. Si sabe qué fabricante manufactura la medicina o medicinas que le han recetado, le puede contactar directamente vía Internet o por teléfono.

 
Los mejores sitios web de asistencia con medicamentos

 

 

RxAssist: sitio con una sección para pacientes que ofrece una amplia lista de PAPs; le permite realizar una búsqueda tanto por nombre (genérico o de marca) como por el de la compañía farmacéutica. Cuenta con información sobre el Medicare Parte D, beneficios de veteranos, PAPs para medicamentos genéricos y programas estatales de asistencia para medicamentos.

Partnership for Prescription Assistance, PPA (Programas de Asistencia con Medicamentos): sitio web patrocinado por la industria con enlaces a 475 PAPs públicos y privados, abarcando 180 estados patrocinados por compañías farmacéuticas que puede buscar con el nombre del medicamento. También incluye un sencillo cuestionario de elegibilidad inicial, enlaces a las formas necesarias para verificar elegibilidad completa, y una útil lista de clínicas comunitarias de bajo costo, donde puede buscar por estado y cuidad. Posiblemente cuente con la información más actualizada y formularios para descargar. Precaución: los programas de tarjetas de descuento pudieran ahorrarle sólo del 10 al 20% del precio en una farmacia participante.


NeedyMeds: sitio (en inglés) patrocinado por una compañía sin fines de lucro y apoyado por atractivos anunciantes que es mejor ignorar. Contiene enlaces a 386 PSPs y cuenta con una lista de cerca de 3,000 fármacos genéricos y de marca, además de citar a 200 programas estatales y PAP para enfermedades específicas. Enlaza a nombres de medicamentos, compañías y programas por orden alfabético, e incluye un mapa del país con nombres de programas locales y nacionales que le pueden ayudar.

 

Together Rx Access Card  (sitio bilingüe): tarjeta de descuento ofrecida conjuntamente por una docena de compañías farmacéuticas que cubre cerca de 300 medicinas frecuentemente utilizadas. Para ser elegible, debe tener ingresos anuales de menos de $30,000 por persona o de $60,000 para una familia de cuatro. Los ahorros son de un 25 a 40%.

 
Protéjase de las estafas


Además del riesgo de que disminuya la capacidad de pensamiento crítico con la edad, los adultos mayores por lo regular son más ingenuos y confían en los demás. Por tales razones, estafadores y truhanes se aprovechan predominantemente de los ancianos. Y cuando la economía anda mal, se vuelven más creativos y persistentes en sus fraudes.

 

Enseguida presentamos algunos de las estafas que circulan por ahí:

  • Prácticas abusivas de financiamiento: le piden una cuota inicial para planes de financiamiento o préstamos ficticios.

  • Phishing” (suplantación de identidad por internet): un correo electrónico fraudulento de un supuesto banco, proveedor de servicios, etc., que pide la verificación del número de su cuenta o contraseña para obtener una tarjeta de crédito o información de su banco en su nombre.

  • Servicios de “reparación de crédito”: tras un pago inicial, el crédito dañado de una persona mágicamente mejorará.

  • Cartas de recaudación de fondos de África: recibe contribuciones que no van a ninguna organización de caridad o de beneficencia.
  • Fraude para reparaciones de la vivienda: solicitan pago total o parcial de antemano; después del cual no se realiza ningún servicio.
  • Préstamos anticipando del reembolso de impuestos: los timadores cobran cargos excesivos y se tardan en hacer el reembolso de los impuestos.
  • Abusos en ancianos: un supuesto “nieto” llama para solicitar dinero para una “emergencia”.
  • Estafas de mascotas: los criminales fingen recolectar dinero para adoptar animales en el extranjero.

  • Hipoteca inversa: convencen a los propietarios de edad avanzada a comprometerse a una hipoteca inversa en términos desfavorables.

  • Desfalcos de encuestas a clientes: alguien que pretende representar una compañía de prestigio dice que le pagarán por responder a una encuesta, luego le piden su tarjeta de crédito y contraseña para que así le “depositen” el dinero a su cuenta.

  • Contratos de alquiler con promesa de compra: en el momento que le falte un solo pago hará que pierda todos los pagos anteriores y deba devolver el artículo en cuestión.

  • Timos de “comidas gratis”: se ofrece a las personas un almuerzo gratuito para escuchar presentadores que coaccionan sobre inversiones dudosas.

 

Lo que usted puede hacer 

 

Para evitar que le tomen el pelo y hasta le arruinen económicamente, debe mantenerse informado de los últimos desfalcos y enterar a sus padres al respecto. Puede empezar la conversación diciéndoles cuánto los quiere y que no quiere que se aprovechen de ellos.                

  • Esté en comunicación constante con sus padres para saber cuáles son sus necesidades y preocupaciones. Si se entera que hay un pestillo roto o una luz que no funciona, sabrá que su padre es más susceptible a un fraude para reparaciones de la vivienda.

  • Ofrezca ayuda con las reparaciones, sea que las haga usted o un contratista.

  • Explique a sus padres las diversas estafas y póngalos alerta. Pida que le notifiquen de supuestos vendedores o prestadores de servicios que los busquen.

  • Insista para que sus padres le avisen cada vez que sospechen de alguna persona o actividad. Aconséjelos y reporte a la policía los intentos criminales.

  • Si su padre es víctima de una situación fraudulenta y está perdiendo dinero, hable con las autoridades locales y estatales, termine la actividad, acuse a los malhechores y trate de recuperar el dinero perdido.

 

Advertencias para sus padres

  • Nunca diga “si” a la primera llamada o visita. La presión de “firme ahora” ya es una señal de alerta, independientemente de lo que se trate.

  • Si le interesa el servicio o producto, haga preguntas. Mientras más sepa, mejor informada será su decisión y las respuestas le ayudarán a determinar la legitimidad del vendedor.

  • Pregúntese si realmente necesita el producto o servicio. ¿Había pensado en la reparación antes de que se la ofrecieran?

  • Pídale al vendedor que deje información mostrando las características del producto o servicio y especificando los términos del acuerdo. Si no tiene ninguna, pídale que se la envíe por correo o se la lleve después. Cuando los vendedores se rehúsan a brindar información por escrito sobre lo que ofrecen, eso es otro indicativo de que algo anda mal.

  • Después de que se retire el vendedor, investigue el producto y la compañía. Compare con la competencia.

  • Consulte con el Better Business Bureau y la Cámara de Comercio sobre la reputación de la empresa. Pregunte a familiares y amigos en que confíe su opinión sobre la oferta.

  • Evalúe y tome una decisión. En el caso de la mayoría de los ofrecimientos espontáneos la mejor respuesta es un contundente “no, gracias”. Sin embargo, si decide aceptar el producto o servicio después de haber hecho averiguaciones, se sentirá convencido de que no le estarán timando.

Nebo Content Management System Tracking