Administración de medicamentos a menores 

 

Establezca un sistema y un lugar específico para guardar los expedientes médicos de su hijo, así como información detallada de todos los fármacos, antes y después.

Ocurren cerca de 1.5 millones de errores en el uso de fármacos en los Estados Unidos cada año, y miles de ellos acaban mal. Administrar medicamentos es un asunto serio, pero usted puede llevar un registro de los fármacos de su hijo de manea segura y efectiva usando algunas técnicas:

  • Haga una lista personal de medicamentos. Escriba todas las medicinas que su hijo toma (con o sin receta) especificando frecuencia, dosis, forma (píldora, líquido, inyección, crema, gotas, etc.) razón por la que se usa, y fechas de inicio y término de cada una. Anote cualquier alergia, efectos secundarios o a qué es sensible su hijo.
  • Puede imprimir formas de registro en el sitio web de AARP o llamando (en inglés) al 1-888-OUR-AARP (1-888-687-2277) dando el número de identificación D18589.
  • Guarde una copia de la lista personal de medicamentos como referencia, déle otra a su hijo para que la lleve consigo en todo momento, y tenga otra copia en la libreta de registros médicos del niño.
  • Proporciónele una copia tanto al doctor como al farmacéutico para que la revisen. (Actualice la lista conforme haya cambios, y pídales que vean si existe la posibilidad de interacciones medicamentosas cada vez)
    Si se puede, pida que ajusten las instrucciones de todos los medicamentos para que se puedan tomar a la misma hora.
  • Conozca a su farmacéutico y simplifique el manejo de la información al emplear la misma farmacia para surtir todas las recetas, los medicamentos de estantería abierta y los suplementos.
  • Los farmacéuticos tienen información más detallada sobre las medicinas que los doctores, y ellos pueden darle consejos útiles tanto a usted como a su médico acerca de fármacos alternativos y dosis. Además, el programa de la computadora del farmacéutico puede llevar a cabo una rápida revisión de posibles interacciones medicamentosas.
  • Lea cuidadosamente cualquier información que acompañe a los medicamentos, especialmente las indicaciones y las precauciones.
  • Considere el uso de un organizador de tabletas. Se encuentran en configuraciones diarias, semanales y mensuales. Algunos le permiten dosis múltiples diarias: mañana, media mañana, medio día, tarde y noche. Acostúmbrese a llenar el organizador de tabletas y a suministrar el medicamento usted mismo; es crucial evitar arriesgarse hasta con los niños más responsables.
  • Insista en que su hijo siga las instrucciones de los medicamentos al pie de la letra.
  • Comprométase a que su hijo lleve una dieta consistente y nutritiva, con una variedad de alimentos que le ayuden a aliviar posibles interacciones entre éstos y los medicamentos.

Reglas básicas aplicables a todas las medicinas 

  • Nunca tome fármacos de otra persona.
  • No mezcle las medicinas a menos que se lo indique su médico.
  • Tome sus medicamentos según la dosis y la frecuencia prescritas.
  • Jamás tome medicamentos que han expirado (la composición química del fármaco puede cambiar y carecer del efecto que se buscaba).
  • Guarde las medicinas en lugares frescos, secos y oscuros para evitar daño a la composición química de las mismas.
  • Guarde en sitios aparte las medicinas de cada persona para que nadie se tome accidentalmente la de otro.
  • Abra las botellas con tabletas o píldoras sobre una superficie lisa, como una mesa, para que las encuentre con facilidad si acaso se le caen.
  • Saque el algodón de los envases, porque atrae humedad.
  • Ponga los medicamentos tópicos separados de los orales (ej. ungüentos vs. cápsulas)
  • Nunca tire al cesto de la basura medicamentos vencidos o sin usar, pues quedan al alcance de masotas o niños. 

Hierbas y medicamentos homeopáticos

  • Trate a los productos herbolarios y otras medicinas naturales del mismo modo que a los fármacos porque pueden generar efectos adversos e interactuar entre sí o con la medicina alópata.
  • Recuerde que la Food and Drug Administration no hace pruebas a los productos herbolarios como lo hace con la medicina alópata: no hay garantía de la potencia exacta de los ingredientes.
  • Busque en la etiqueta si reúne los requisitos de la Farmacopea Estadounidense (“meets USP standards,”) lo que indica que el producto ha sido analizado en términos de calidad y pureza.
  • Elija sólo productos que señalan claramente el nombre, dirección y teléfono del fabricante o distribuidor en la etiqueta.
  • El recipiente debe estar protegido con una tapa de seguridad que esté intacta.
  • Ya que ciertos productos como ginko biloba, kava o la hierba de San Juan pueden interactuar con medicamentos por receta, infórmese lo más posible acerca del producto antes de tomarlo.
  • Si su hijo tiene diabetes, hipertensión, enfermedades cardiacas, alguna enfermedad autoinmune, algún padecimiento de coagulación sanguínea, problemas psiquiátricos u otra condición médica importante, evite la herbolaria, a menos que esté bajo vigilancia médica.

En el consultorio médico

 

Cada vez que el doctor le recete un medicamento nuevo, inquiera:

  • ¿Qué opciones tengo? ¿Alguna además del medicamento?
  • ¿Por qué es éste el mejor tratamiento para mi hijo?
  • ¿Es aceptable la versión genérica?
  • Si este fármaco es nuevo, ¿existe alguno otro con un historial más extenso que funcione igualmente bien?
  • ¿Hay un medicamento con menos efectos adversos?
  • ¿Es ésta la menor dosis con la que mi hijo puede empezar?
  • ¿Existe otro medicamento que sea mejor para mi hijo que no esté en su lista de fármacos aprobados? ¿Lo puede solicitar el médico? (apelar al seguro o solicitar su autorización)
  • ¿Cómo sabremos si el medicamento está funcionando?
  • ¿Cuánto tiempo tardará?
  • ¿Por cuánto tiempo debe continuar con el medicamento?
  • ¿Cuándo debo llamarle para determinar si ha habido una mejoría? 

Para ayudar a tener la certidumbre de que se recete el medicamento adecuado, pídale al doctor que escriba en la receta:

  • Razón por la que se requiere.
  • Nombres genérico y de marca del medicamento. 

En la farmacia


Cuando el farmacéutico le surta la receta pídale que:

  • Le ponga letras grandes a la etiqueta
  • Incluya para qué se usa (propósito del medicamento) en la etiqueta

Cuando recoja la medicina, el personal de la farmacia le dirá que firme una declaración certificando que declina recibir consejería sobre el medicamento. Aunque ya lo haya firmado, puede hablar con el farmacéutico.
Trate de ir cuando la farmacia no esté muy llena para que pueda hacer tantas preguntas como desee. Durante la consulta, solicite:

  • Una revisión de la lista personal de medicamentos actualizada
  • Una explicación detallada de la dosis del nuevo fármaco

Algunas preguntas posibles que pueden aclarar dudas sobre la receta nueva son: 

  • ¿Cuándo hay que tomarla? ¿con qué frecuencia? ¿a qué hora del día?
  • ¿Se puede tomar a la misma hora que otras medicinas?
  • ¿Con o sin alimentos o bebidas?
  • ¿Cuánto tiempo antes o después de comer?
  • ¿Se puede partir la tableta o machacarla en la comida si es difícil de tragar?
  • ¿Tiene este medicamento requisitos especiales para guardarse? (refrigeración, etc.)
  • ¿Debe evitarse algún tipo de actividad?
  • ¿Cuál o cuales efectos secundarios existen que pudieran ser peligrosos y ameriten atención urgente?
  • ¿Cuáles efectos secundarios son más comunes en las personas jóvenes?
  • ¿Cuántos repuestos tiene la receta?
  • ¿Qué sucede si se agotan los repuestos de la receta?


Si se presenta una reacción adversa

 

Como los cuerpos jóvenes absorben y eliminan los fármacos de modo distinto, es importante saber cómo reacciona su hijo normalmente a los medicamentos con el fin de detectar algo inusual que pudiera requerir atención médica.

Si el niño experimenta un efecto secundario adverso o interacción alarmante, llame al doctor o al farmacéutico de inmediato. Los posibles síntomas que debe reportar son los siguientes: 

Si los síntomas indican algún peligro mortal, llame al 911

Esté listo para proporcionar información importante:

  • ¿Qué síntomas y cuándo se presentaron? ¿En qué se diferencian de los que manifiesta normalmente?
  • ¿Qué información tiene la etiqueta del medicamento? (Tenga consigo el recipiente del mismo cuando llame)
  • ¿Cuándo se tomó el medicamento?
  • ¿Pudo algo más haber causado el efecto adverso?

Observe la eficacia de los medicamentos

 

Note si existen cambios en cómo se siente su hijo cuando toma el fármaco, anótelo y recuerde decírselo al doctor o al farmacéutico. Si no hay cambios, pregunte al médico cuándo sería adecuado comentar si su hijo ha tenido o no alguna mejoría.

Insista en que se haga una revisión de los medicamentos al menos una vez al año. Por cada fármaco, inquiera al médico “¿todavía se necesita?”

Si se ha añadido una medicina para tratar los efectos adversos de otra, esto se denomina receta “en cascada”. En lugar de aumentar las medicinas, indague con el doctor si el primer medicamento se podría ajustar o reemplazar para aliviar el problema.

Si se requieren pruebas para observar cómo afecta el medicamento el cuerpo de una persona (órganos internos, por ejemplo), asegúrese de que usted y su hijo no pierdan o pospongan estas citas: son la clave para evitar efectos colaterales adversos.

Asimismo, escriba los resultados de las pruebas. Si a su hijo lo ve más de un médico, comparta los resultados de los análisis con todos ellos.

Recursos adicionales 

 
Existe una plétora de información al alcance de usted para educarse sobre los medicamentos con receta. Pero tenga cuidado: no se fíe de la investigación de fármacos por Internet sin tener en cuenta las circunstancias particulares de su hijo y su historial clínico. Lea el material disponible sobre seguridad, efectividad y comparación de precios; luego consulte a su doctor, farmacéutico u otro personal médico antes de hacer cambios.

El sitio de la Administración de Fármacos y Alimentos FDA Drug Safety brinda información útil sobre seguridad de medicamentos, tal como alertas nuevas, cambios en las etiquetas, escasez o productos retirados del mercado.

El sitio del AARP Drug Research guide resume lo que dice la investigación médica actual sobre medicamentos específicos. AARP también ofrece un Drug Directory para ayudarle a descifrar etiquetas, comparar la efectividad y costos de las medicinas, buscar interacciones con otros fármacos o alimentos y consejos de seguridad respecto a medicamentos de estantería abierta.
Si sitio en la red cuenta con una herramienta de búsqueda de medicinas. Para información adicional sobre el manejo de medicamentos, puede llamar al AARP al 1-888-OUR-AARP (1-888-687-2277).

El Consejo Nacional para la Información y Educación del Paciente (NCPIE) ofrece buenas ideas acerca de protección y preguntas para el personal médico (con Publicaciones en español) o llame al 301-656-8565.

La guía del consumidor (Consumer Reports) brinda un sitio que recomienda fármacos específicos para diversas condiciones médicas. Señalan cuáles consideran los mejores y por qué. Otros documentos de CR tienen enlaces que profundizan sobre la seguridad, costo y eficacia de los medicamentos. Cada mes aparecen nuevos informes.

Nebo Content Management System Tracking